Definición.

Es la acción que resulta de cocinar un alimento (generalmente, verduras, pescados y carnes) en aceite u otro tipo de grasa, a baja temperatura para evitar que se dore.

Información.

Para ello la temperatura del aceite oscilará entre los 70 y los 90º de manera que el alimento se ablande y no se fría. Con esta técnica, al permanecer los jugos solubles del alimento en él el producto, queda jugoso, aunque absorbe mayor cantidad de grasa que con la fritura.