Definición.

Es una forma de preparación y cocción de los alimentos en el que un recipiente con alimentos se introduce en otro con agua hirviendo un tiempo determinado para que el calor que le transmite el agua sea el que cocine dichos alimentos.

Información.

Esta técnica es habitual para preparar recetas de flanes, puddings, etc…

Es importante que la cantidad de agua que se emplee no exceda de las 3/4 partes del recipiente para evitar que el agua salpique la preparación.